Desde Atapuerca hasta las Redes Sociales. Poder y ego ejes de la comunicación

                                                                                                   
 Desde las pinturas rupestres hasta las Redes Sociales los modelos de comunicación apenas han cambiado. Al fin y al cabo, la comunicación es básica y siempre estará compuesta por emisor, receptor, canal y mensaje. Simplificando, podemos afirmar que los cambios sólo se producen en el canal; en la herramienta que, en principio, facilita la necesidad de comunicarnos con nuestros semejantes. Pinturas, maratonianos, oradores, juglares, palomas, periódicos, telégrafos, radios, televisiones, satélites, ordenadores y smartphones son sólo algunas de las herramientas que el ser humano ha usado a lo largo de la historia para conseguir sus objetivos y alimentar su ego.
 
Desde que empezamos a pintar en cuevas, el ser humano ha utilizado la comunicación para conseguir sus propósitos generando herramientas cada vez más sofisticadas para conseguir el mayor ámbito y mayor difusión posible. Desde tiempos ascentrales, aquel que mejor manejaba la comunicación ganaba batallas, gobernaba reinos y lograba fortunas. Bajo la fina capa de la libertad de expresión, el derecho a estar informado,… se “esconden” las ansias de poder, el ego, el dinero,… y otros tantos sentimientos viles del ser humano. ¿Cúantas veces miras las estadísticas de Twitter o del blog? ¿las empresas basan sus campañas en el ROI? En efecto, me estoy olvidando a proposito de los románticos de la comunicación: aedos, cuentacuentas, escritores y bloggers.
 
El denominador común de todas las herramientas radica en la cantidad de receptores a los que puede llegar el mensaje. Obviamente, a partir de ese momento, lo que cuenta es la calidad del mensaje, del contenido, y la reputación del emisor, que no siempre es el emisor. Repito los esquemas de comunicación no han variado; si el emisor posee una imagen fuerte, sus mensajes serán difundidos con mayor virulencia que si el emisor carece de una reputación o imagen de marca consolidada. ¿Primero el huevo o la gallina? La reputación se consigue a través de la confianza, del valor añadido, de la calidad,…; una vez conseguida, hay que mantenerla con el mismo esquema, puesto que con las actuales herramientas lo que has conseguido en meses, lo puedes perder en horas. Algo que David Torrejón define muy bien en Diálogo Asimétrico en marketingnews.es (http://www.marketingnews.es/varios/opinion/1055807028705/dialogo-asimetrico.1.html)
 
Se que es una visión muy simplista de la comunicación y sus herramientas; sólo pretendo una reflexión pormenorizada de dónde estamos y por qué en las Redes Sociales; quiero que pienses como afrontas la comunicación con tu público objetivo (seas empresa o particular), puesto que de esa reflexión obtendras un mensaje honesto y franco

Análisis del e-mail marketing, su efectividad en entredicho

Las campañas de e-mail marketing necesitan un cambio urgente. Un usuario recibe una media de 28 mails diarios, de éstos un 64% los lee en el trabajo. Sin hacer ningún estudio concienzudo, podemos asegurar que los primeros mensajes que abre son los de sus contactos (familia, amigos, etc); dependiendo del tiempo que este primer grupo le lleva, pasa a un segundo grupo. En éste, nos encontramos con algunos problemas como: el desconocimiento del remitente, la percepción de al marca en el usuario, el mensaje no es llamativo o induce a pensar que es publicidad no deseada, la barrera del spam generada por el propio usuario en su bandeja de entrada. Además, el usuario en muchas ocasiones bloquea los mensajes desconocidos y si valoramos las posibilidades de apertura de un mail desconocido entre los 28 recibidos, el resultado es muy bajo.

 ¿Cómo podemos cambiar esta tendencia? Hemos realizado un pequeño ejercicio en la Red y este es el resumen de los distintos pasos que se deben realizar, simplemente recordar que son pasos genéricos y en cada uno de vosotros queda la posterior adaptación a vuestra realidad.

Una vez definidos los objetivos de la campaña (nuevos clientes, aumentar ventas, fidelización,…) y el público objetivo al que se dirige, debemos buscar un slogan llamativo que cautive al usuario o al menos que le lleve a abrir el correo. Eso sí, mucho cuidado con los reclamos, palabras como gratis, ganador, premio,etc son negativos en la percepción del receptor, inducen a publicidad pura y dura. Una vez saltado el asunto, recurrimos a la mujer del César (además de serlo, tiene que parecerlo), el mensaje debe ser atractivo en si mismo pero atendiendo a varios condicionantes: se debe cargar rápido, equilibrio entre texto e imagen, mensaje, interesante, directo y breve, una presentación llamativa captará la atención; debemos recordar que disponemos de poco tiempo para “cazar” al usuario.

Además de estas breves pautas, incluyo dos enlaces interesantes para mejorar nuestros e mails:

http://www.puromarketing.com/11/9152/tips-para-realizar-optimo-dise-nuestros-newsletters-acciones.html

http://www.materiablogger.com/como-conquistar-a-tus-suscriptores-por-correo-electronico/