¿Está tu smartphone volviéndote idiota? Lo asocial de las Redes Sociales


 Ayer compré la revista FHM (también leo papel) y, entre sus artículos, descubrí este sugerente titular y encabezamiento “¿Está tu smartphone volviéndote idiota? A todos nos gustan los móviles fardones, pero los críticos sostienen que el enganche a estos gadgets está matando las relaciones y convirtiendo a los tíos en zombis sociales”  Tras el carácter jocoso de esta publicación, se esconde una realidad incongruente en su enunciado: ¿nos están volviendo asociales las redes sociales?, pero que esconde un hecho en nuestra sociedad.

En primer lugar, vamos a dibujar el escenario con cuatro datos descriptivos*:

  • Uno de cada cuatro usuarios de smartphones es adicto al móvil (estudio de la Universidad de Stanford)
  • Los últimos estudios e investigaciones sosotienen que el abuso de las nuevas tecnologías afecta aproximadamente al 3% de la población española, una cifra similar a la de personas afectadas por otro tipo de dependencias.
  • El 75% de los españoles duerme con el móvil al lado de la cama.
  • El 75% de usuarios de smartphones se suelen olvidar la cartera antes que el móvil.

Y una cita*:

  • Quien abusa, abusa de casi todo, el prevenir la adicción a las nuevas tecnologías y la de las drogas tiene puntos en común, hay que tener espíritu crítico, normas y límites” Fernando Pérez del Río, doctor en psicología, autor del libro Nuevas adicciones ¿Adicciones nuevas? 

* FHM

 No soy sociologo, ni psicologo, pero basta con observar las actitudes de las personas que nos rodean, incluso las nuestras propias, para afirmar que las Redes Sociales nos conectan con más gente a la vez que nos separan entre nosotros. En un restaurante cualquiera, se puede ver a una familia mientras “disfruta” de la comida de la siguiente manera: el niño juega con la PSP, el padre toquitea su smartphone para contar a sus amigos de la Red el vino que está bebiendo y, la madre con otro dispositivo intenta comprar una bonita blusa. Apenas se dirigen la palabra, si no es por Twitter. Raro es que tomando una cerveza con los amigos, alguien no se levante para hablar con el móvil o esté jugando con él para enseñarnos la último de You Tube o la última aplicación de Android para gestionar una dieta equilibrada. Por no hablar de: “levantandome de la cama, ufff”, para dos minutos después aportar “café y a currar, me espera un día duro”, luego te das cuenta que su día ha sido terrible “tomando café en …” (tres veces), “comiendo en …” (una vez o eso dice), “cervecita merecida en …” (da igual cuantas); menos mal que nos preocupa la privacidad. 

 (… espera cariño que estoy escribiendo en el blog…)

 Efectivamente, las Redes Sociales han democratizado la información, acercado amigos del colegio o de la carrera, encontrado viejas conquistas veraniegas,… pero también, nos impiden comunicarnos con el que tenemos cara a cara. En una reunión social, nos obliga a tener nuestros sentidos repartidos entre lo real y lo virtual. La incapacidad para desconectar de esta tecnología, quizás sea por la novedad, limita nuestras conversaciones (algunos hablan en 140 caracteres) cara a cara.

(… que si, que ya acabo…)

 ¿Te sientes identificado? ¿qué opinas?

 (… un segundo, por favor…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s